Salud móvil y la mejora de calidad de vida

Una investigación sugiere que hay una razón más para que los hospitales proporcionen telemedicina - podría reducir los reingresos.

Muchos ejecutivos de hospitales han mantenido apartados de la telemedicina para sopesar los pros y los contras de proporcionar atención remotamente a través de videoconferencia y otras herramientas de comunicación. En gran medida se han preocupado de que, más allá de la conveniencia para los pacientes, no puede haber mucho beneficio clínico en la telemedicina para compensar el costo.

Pero un nuevo estudio publicado en el American Journal of Managed Care y realizado por Aetna y AbilTo, un proveedor de salud en línea, muestra que un programa de gestión de la teleasistencia conductual tuvo un impacto positivo en la atención de los pacientes cardiacos, redujo el número de admisiones y readmisiones y disminuyó el costo de tratamiento.

Atención remota

Los investigadores examinaron a 400 pacientes con enfermedades cardiacas y los dividieron en dos grupos: uno que participó en un programa de dos meses de salud conductual y uno que no lo hizo.

Como el estudio señala, muchas condiciones médicas, como las enfermedades cardiovasculares, pueden tener un impacto emocional en los pacientes y conducir a problemas de salud del comportamiento como la depresión o la ansiedad. Estos problemas de comportamiento pueden entonces afectar negativamente la recuperación de los pacientes.
El programa consistió en 16 sesiones de teléfono o video donde proveedores y trabajadores sociales proporcionaron a los pacientes apoyo psicológico y evaluaron su progreso y salud mental. Los investigadores luego rastrearon las admisiones hospitalarias y la duración de las estancias durante seis meses después de la primera consulta, y compararon los números con el grupo de control.

Ventajas del programa

Los resultados del estudio confirmaron que el programa de telemedicina o telesalud tuvo un efecto sumamente positivo en la salud de los pacientes y en las operaciones hospitalarias.

Los investigadores encontraron que los pacientes que pasaron por el programa obtuvieron calificaciones más bajas para la depresión, la ansiedad y el estrés que el otro grupo. Adicionalmente, durante el siguiente período de seis meses, los pacientes que participaron tuvieron:

  • Un 38% menos de hospitalizaciones y
  • 31% menos readmisión.

Incluso cuando los pacientes fueron admitidos en el hospital, los participantes del programa eran menos propensos a ser admitidos más de una vez y, en promedio, pasó un 63% menos días en la atención hospitalaria.

Dado que el programa redujo el número de ingresos relacionados con las condiciones cardíacas de los pacientes, también ayudó a reducir los costos significativamente. Los investigadores encontraron que los ahorros del programa compensan sus costos en un plazo de seis meses.

Así también como un valor agregado, el programa también reforzó el compromiso de los pacientes con su cuidado, un criterio importante para los proveedores que tratan de obtener incentivos de uso significativo.

Planificación y estrategia

La investigación muestra que puede haber beneficios considerables para los hospitales a utilizar estratégicamente los programas de telemedicina y en específico la teleconferencia para mejorar la atención, reforzar la participación y reducir los costos para el tratamiento de pacientes con enfermedades crónicas.

Esta es una buena noticia para los hospitales, especialmente porque se ha comenzado a cubrir algunos servicios de salud digital o electrónica y el manejo de la atención crónica para pacientes con dos o más condiciones crónicas, aprovechando distintas empresas de financiamiento de salud en Latinoamérica, además de las aseguradoras. Esto da a los hospitales un incentivo adicional para considerar el aprovechamiento de la telemedicina en sus operaciones de manera cotidiana.

Sin embargo, independientemente de si su instalación desea cumplir con los requisitos de reembolso o simplemente quiere mejorar la atención al paciente, es importante que los líderes del hospital planifiquen cómo puede implementarse mejor la telemedicina con sus operaciones.

Querrás considerar qué pacientes podrían beneficiarse más de los servicios de telemedicina y cómo la atención a distancia puede usarse para mejorar su cuidado o calidad de vida. También querrás investigar si los pacientes tienen la tecnología adecuada para recibir servicios de telesalud.